Editorial: Cuando se entra por la ventana PDF Imprimir E-mail
Jueves, 19 de Junio de 2014 15:21

Lo ocurrido hoy en el pleno del Ayuntamiento de Benalmádena no tiene nombre. De un lado vecinos que tratan de hablar y hacer llegar sus quejas y reivindicaciones, y en el otro una coalición de gobierno (PP-UCB) parapetada, alejada de la realidad, despótica y autoritaria que desprecia a sus ciudadanos. 

 

 

Pleno, propiamente dicho, gestión municipal, poco. Solo dos puntos y el resto preguntas y ruegos de la oposición.

 

Ya en el turno de ruegos y preguntas se veía venir por donde iban los tiros. Ocho preguntas contamos que hizo la oposición, sobre transparencia, peticiones de información, algún que otro ruego, y la edil no adscrita Encarnación Cortés sobre el comedor social y la opacidad manifiesta que desprende. A todas y cada una de las preguntas manifestó la alcaldesa que responderían por escrito. Todo un ejemplo de transparencia y conocimiento de la gestión llevada a cabo. Empezaba bien la cosa.

 

Llegaba el turno de los vecinos, de aquellos que anteriormente han registrado una pregunta de interes común, y que pueden una vez al mes hacerse oir en el foro ciudadano. Esther Quintero, vecina y representante de la Plataforma contra la remodelación de la Casa de la Cultura, cansada de solicitar citas con la alcaldesa y el teniente de alcalde, quería intervenir en el pleno, y así lo registró por escrito hace unas semanas.

 

Llego su turno y la alcaldesa se marchó. La regidora decía encontrarse indispuesta.  Sospechosamente tanto Olea como Tejada, se habían marchado igualmente por distintas razones. Y con ese cuadro, once de los catorce concejales de la coalición de gobierno PP-UCB, le tocó a Esther hacer su exposición. 

 

Antes, la edil Concha Cifrián había dado instrucciones a la televisión local, financiada en parte con dinero público de todos los vecinos y vecinas de Benalmádena, de no grabar a la señora, "vaya a ser que nos deje como las chatas", debió pensar la edil del PP, que además se encaró con los ediles socialistas por, según ella, grabar con sus teléfonos móviles lo que la televisión local tenía prohibido grabar. Que más podemos decir de esta señora.

 

Y Esther hizo su pregunta y la concejala de Educación respondió.

 

La edil del PP, Yolanda Peña, enseño varias fotos donde se apreciaban problemas graves de mantenimiento. Si si, de mantenimiento. Nada que no pudiese arreglar una buena mano de pintura o un tapicero. Y parece, por lo que dicen, que todo ello nos costará mas de un millón de euros.

 

El caso es que Esther quiso replicar los datos que la concejala le había trasladado y justo en ese momento todos los concejales del PP y UCB se levantaron y se fueron, dejándola con la palabra en la boca. A una vecina, octogenaria, que defiende lo que considera justo.

 

Allí se quedó la oposición en bloque y la vecina que preguntaba. Descompuestos y sorprendidos. Algún edil del PP hasta acusó a la señora de no tener respeto ni educación. Desde luego, anda que querer que la escuchen los políticos, pero ¿que se habrá creido?

 

Por su parte, desde filas socialistas argumentaban lo siguiente: "Lo que hemos sentido los que allí estábamos era vergüenza ajena, por como, desde el poder, se trata a los vecinos que quieren hacer oír sus reivindicaciones". 

 

Y nosotros, ¿qué mas podemos decir?, si es que cuando al gobierno se entra por la ventana.... .

 

 

Escrito por Redaccion   
 

Compártelo

Comentarios  

 
0 #1 Vecino 19-06-2014 21:38
Anodadado!!!, lo del PP es de traca.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

 

Agenda de actividades

Agenda de actividades

Loterias y apuestas

Resultado de loterias y apuestas del estado

Parrilla de Televisión

Parrilla de TV

PUBLICIDAD